SUSCRÍBETE y SIGUE MI BLOG POR EMAIL

viernes, 15 de diciembre de 2017

Déjate de Historias TV - La vida en Rosetta - 3

TIPS PARA LIBRARTE DE TUS MIEDOS:





1-Los miedos son ausencia de amor propio, esto es, carencia o déficit de
auto estima. 
Cuando nos amamos creemos en nosotros mismos, y al creer, sabemos que
podemos contar con nosotros mismos. Sólo aquel que duda de sí mismo, que se
ningunea o se malmete, se rebaja hasta el punto de sentir miedo.
A veces, escogemos el tener miedo por costumbre… (cosí fan tutte: así
proceden todos). 


2- Mira a tu alrededor, ¿hay alguien que no esté asustado? 
¿Hay alguien que confía tanto en sí mismo que se dice algo así como: “Si
otro puede, yo también.”
Con cada triunfo creemos espantar a la muerte.
Con cada fracaso creemos caer en sus brazos.
Lo cierto es que la muerte física es inevitable. Ergo, ¿por qué no nos
dedicamos pues a vivir mientras estamos vivos?

3- Nos pasamos la vida pre-ocupados en cosas que, las más de las veces, no
suceden. ¿Por qué no emplear ese ‘pre’ en cosas más productivas, como por
ejemplo diseñar estrategias para lograr nuestras metas, hacer realidad nuestros
sueños?
La sociedad (conjunto de seres humanos), se afana en inocular el miedo
porque no hay virus más eficaz descubierto, hasta la fecha, para desbarajustar
el sistema inmunológico del alma humana: la deja hecha unos zorros. Al miedo se
apunta incluso el propio miedo.
Tenemos miedo al ostracismo (a que los demás nos den de lado o al no
caerles bien). ¿Por qué? Ni tan siquiera Dios puede caerle bien a todo el
mundo. 

4- No puedo gustar a todo el  mundo. Y, no por ello dejaré de decir mi
verdad.
Muchas personas se me duelen en consulta de que no pueden ser auténticas.
No es cierto que no podamos serlo, escogemos escondernos por MIEDO. Por
miedo a decepcionar a los demás, contrariarlos, asustarlos, o… Esta costumbre
la bauticé como 
‘auto ostracismo’.

5- La autenticidad es más poderosa que el disfraz.
Jamás asfixies tu yo verdadero, porque si no sólo te lamentarás del
asfixie y de que no encuentras gente auténtica.
¿Cómo van los leones a reconocer a otro león si éste se ha enfundado un
disfraz de gacela, cocodrilo, avestruz o… cebra?
Es más, ¿cómo puede saber ese león disfrazado que los otros leones son
verdaderos leones y no, pongamos por caso, hienas disfrazadas de león?

6- Mejor despedir al miedo y amarse como nadie te amará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario