SUSCRÍBETE y SIGUE MI BLOG POR EMAIL

martes, 22 de noviembre de 2016

carta a una mujer desaprovechada (parte 2)

LIMPIEZA PREVIA AL ‘PONERTE LA CORONA’: 

1- EL QUEJARTE SE ACABÓ: quejarse no lleva a nada bueno excepto a sentirse una ‘gran M’, y eso merma todo tipo de defensas en ti.

2- DEJA DE CONTAR MILONGAS. DI LA VERDAD: no mientas a otra persona, dile por qué no quieres algo. La mentira es un escudo de protección que aleja a las personas en lugar de acercarlas. La persona que se respeta a sí misma dice ‘no’ cuando quiere decir no en lugar de mentir.

3- NO MIENTAS: mentir a otra persona es una señal inequívoca de falta de poder personal. Mentirte a ti misma, engañarte, no querer ver la verdad en ti o en algo, es un ataque contra ti de consecuencias desastrosas a corto y largo plazo.

4- FUERA IDEAS APESTOSAS: no llenes tu mente de ideas apestosas, malas o negativas a cerca de ti o de tus capacidades o vida. Eso envenena el alma y te deja hecha unos zorros la autoestima.

5- SE ACABÓ EL CALLARTE UNA OPINIÓN, EL NO REBATIR UNA AFRENTA O EL NO PARARLE LOS PIES A ALGUIEN POR NO QUERER QUEDAR MAL CON ESA PERSONA. Si te guardas para ti lo qué piensas y cómo te sientes, puede que esa persona piense que eres tonta o, en el mejor de los casos, una tontibuena que no se entera. Si bien, esto, no es lo más importante. Ya que, lo que de verdad debe importarte, es que tú debes quedar bien contigo siempre le pese a quien le pese. Si vomitas una comida que te ha sentado mal, ¿por qué no vomitar o echar fuera lo que te haya dicho otra persona que te ha sentado mal? Empatiza con tu sentir, ponte en tu lugar y hazte respetar. Tu autoestima te lo agradecerá.

6- SE ACABÓ EL DISCULPAR LAS CONDUCTAS DE OTROS PARA CONTIGO: una cosa es no llevarles a la hoguera o posarles por la guillotina, y otra muy distinta disculpar lo mal que se han portado contigo, alegando que todo el mundo tiene derecho a equivocarse. Tómate en serio las faltas de respeto de los demás. Quien te trata mal es porque no se ama a sí mismo, y una persona que no se ama a sí misma, no te puede amar ni respeta a ti: ‘tenemos con los demás la relación que tenemos con nosotros mismos’.

7- TIRA A LA BASURA TÚ COMPLEJO DE VÍCTIMA. Puede que el ir de ‘pobrecita de mí’ haga que atraigas la conmiseración o la atención un rato sobre ti, pero a la larga sólo te reportará ‘cosechas inanes’. La valentía cosecha envidias, pero el victimismo atrae manipuladores y deja la valía personal por los suelos. Si quieres volver a creer en ti, recuperar tu poder personal, deja ya de ir de pobrecita por la vida.

8- NO TE CREAS TODO LO QUE SE ESCRIBE. La vida real es más prosaica que lo que se cuenta en los artículos, películas, etc.

9- SER REINA NO ES IR DE REINA: muchas mujeres creen que con decir ‘soy una reina’, ya lo son. Serlo es un proceso diario, una actitud que nace en el alma y termina en cada conducta y en cada pensamiento.

10- ALÉJATE DE TODOS LOS QUE CONTEMPORIZAN CONTIGO, TE PASAN UNA MANO POR EL LOMO: ‘quien bien te quiere, te hará llorar’. Eso significa, que no te dirá lo que quieres oír sino lo que te conviene. Ergo, haz limpieza de toda esta gente en tu vida. ¿Ya te has convencido de que tener poder personal pasa por tener carácter o por creer en ti?


No hay comentarios:

Publicar un comentario