SUSCRÍBETE y SIGUE MI BLOG POR EMAIL

martes, 22 de noviembre de 2016

CARTA A UNA MUJER DESAPROVECHADA (parte 1)

CARTA ABIERTA A UNA MUJER DESAPROVECHADA Y DESEMPODERADA
 © Rosetta Forner 21 Noviembre 2016

Fuente: Libro inédito ‘YO YA SOY FELIZ. Y TÚ, ¿A QUÉ ESPERAS’ © Rosetta Forner


 PRIMERA PARTE.
A tú vida, ¿le falta pasión? 
¿Te notas falta de poder? 
¿Te sientes desaprovechada? 
¿Crees que no se te valora en tu justa medida? Yo, como tú, también me he restado poder personal.

Yo, como tú, también he desaprovechado mi talento, mi inteligencia, mis recursos, a veces.
Yo, como tú, también parecía no creer en mí.
Yo, como tú, también he leído y devorado artículos que hablaban acerca de cómo recuperar el poder personal pero sin hallar la ‘fórmula filosofal y definitiva’ que me quitase esas arrugas del alma.
Yo, como tú, también he dejado que otros tomasen decisiones por mí aunque fuese en forma de ‘opiniones’ sobre mí o lo que yo decía, escribía u opinaba.
Yo, como tú, también he callado frente a los comentarios de una petarda o petardo que me dijo cosas faltosas, irrespetuosas o incluso humillantes a mi inteligencia.

¿Crees que NO es fácil ser tu misma?

¿Se te hace cuesta arriba mostrar tu verdadero rostro?

¿Te echas para atrás fácilmente cuando alguien da muestras de disgusto o descontento con tu conducta y/o con tu discurso?

¿Sientes que la vida es injusta contigo?

¿Crees que los demás son más inteligentes que tú?

¿Crees que ser mujer es más difícil que ser hombre?

¿No te gusta sentirte sola ni desplazada y añoras pertenecer a un ‘grupo’?

¿Le haces la pelota a la ‘jefa de la manada’?

Caso de que parezca que hayas molestado a alguien, o ese alguien te hace creer que le has molestado o que te has portado mal: 
¿Te echas para atrás?
¿Te sientes mal?
¿Te riñes a ti misma diciéndote cosas tales como: “no doy una”, “nadie me entiende”, “ya la he pifiado”, “la fastidié con esa persona que es muy importante” y etc…?
¿Te negocias a la baja?

Me refiero a si sueles dar la razón los demás, esto es, le das el primer puesto en tu fila de ‘importantes’ y/o le das el trono directamente.

¿Procedes así?

¿Te suena?

¿Tienes miedo a la autoridad?

 ¿Colocas fácilmente a los demás en el puesto de ‘autoridad’ y a ti en el de ‘subordinada’?
¿Tienes miedo a quedar mal o a no quedar bien?


Callar, no replicar a los comentarios ‘displicentes’ de otra persona a tu conducta, ser o esencia, para no parecer conflictiva o no crear animadversión hacia tu persona, conlleva perder tu poder personal. 

Las mujeres suelen ser el peor enemigo de otra mujer. Hay mujeres que, en lugar de admirar a otra cuando esta es fuerte, decidida, atrevida o auténtica, tratan de igualarla hacia abajo para que no se note la diferencia. Lo malo no es que haya mujeres que procedan así, sino que haya mujeres que se dejen y entre en ese juego y se quiten la corona para no parecer más altas que sus congéneres femeninos. Una mujer que no admire a otra, que no la respete, no merece ser amiga ni conocida. Por consiguiente, si tienes por amigas a mujeres que no honran el ser tan maravilloso que eres, o bien tu poder personal te ha abandonado cual desodorante malo y barato, o tú lo has tirado a la papelera del desprestigio personal.

¿QUIERES RECUPERAR O CONSTRUIR TU PODER PERSONAL, ESTO ES, PONERTE LA CORONA Y NO QUITÁRTELA NI PARA DORMIR?

En ese caso, te advierto que tu vida dará un giro de 360º, que habrá mucho cabreo a tú alrededor, mucha mujer que te tachará de prepotente, mucho hombre que te dirá que eres una feminista y que te quedarás más sola que la una…


¿Estás preparada para ponerte la corona? 


Permíteme recordarte una cosa –o, varias-, muy obvia: 
a) Sólo tienes esta vida para ser vivida 
b) Eres lo mejor que te ha pasado: sólo si tú quieres que así sea. 
c) Nadie hará por ti lo que tú no hagas pues a nadie le importas –o, deberías-, tanto como tú a ti misma. 
d) Si molestas, es buena señal. 
e) Día no aprovechado, día no disfrutado, día que nunca jamás recuperarás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario