SUSCRÍBETE y SIGUE MI BLOG POR EMAIL

martes, 22 de noviembre de 2016

Carta a una mujer desaprovechada (parte 4)

ADVERTENCIA: 
SI TE PARECE ‘TOO MUCH’ (demasiado difícil…) ESTO, en ese caso, RESÍGNATE, lo tuyo es un marear la corona. Lo cual significa que no serás una auténtica y real Reina hasta que no te decidas a quedar bien contigo, bien porque te hartes de pasarlo mal, bien porque te convenzas de que no hay otro camino para reinar en ti y en tu vida.
 Si crees que ‘el tener información de algo’ es igual a ‘tenerlo en el músculo’, esto es, que no necesitas ir a ningún profesional para que te enseñe a ser lo mejor que te ha pasado, ten por seguro que sólo serás una reina de pega con una corona de cartón.
Si acudes a un profesor o a una academia de Idiomas para aprender, por ejemplo Inglés, si te compras unos zapatos bien hechos en lugar de aprender a hacerlos, si acudes al dentista para que te arregle las caries, si pagas un billete de avión para ir a algún lugar… ¿cómo es que no te pagas terapia para mejorarte, quitarte las telarañas del alma?

Asúmelo, ningún curso ni ningún libro, por buenos que sean, te librarán de la reconversión personal. Ser REINA se puede aprender.  Ahora bien, no se hace en dos días, ni leyendo un libro, o atendiendo un seminario.

Puedes hacer todo eso, no hay nada malo en ello, pero además deberías acudir a la ESCUELA DE REINAS. 

 Fuente: LIBRO INÉDITO 'YO YA SOY FELIZ...' (c)
Rosetta Forner

No hay comentarios:

Publicar un comentario